Galaxia - Foca [hembra] Frisé

¿Por qué elegir a un Bichón Frisé?

Una de las preguntas más frecuentes que nos hacen al Duc del Bichón, es porque escoger a un bichón en general, o a un bichón frisé en específico. En nuestro criadero amamos a todos los perros como especie y como “el mejor amigo del hombre”. Sin embargo, a la hora de descantarnos por criar unas razas en particular, no dudamos en escoger a los bichones. Son varias las razones para esta elección y te las presentamos a continuación.

Escogiendo la raza perfecta

Primero hablemos de como escoger una raza canina que sea perfecta para nosotros. Son varios los factores a tomar en cuenta. Desde la edad de las personas que convivirán con el perro, pasando por la conformación del núcleo familiar y hasta nuestro estilo de vida, serán determinantes a la hora de elegir.

Empezamos por reconocer cuanta es nuestra experiencia previa con perros. Hay razas, ya sea por su constitución física, salud delicada o carácter especial, que requieren de persona habituadas a vivir con perros, mientras que otras más resistentes y fáciles de entrenar, son las ideales para los “padres perrunos” primerizos.

De igual forma, hay razas ideales para niños o personas mayores. Si tiendes a ser más sedentario o al contrario, eres del tipo deportista, una raza tranquila sería ideal para el primer caso, mientras que para el segundo, una raza atlética y energética vendría como anillo al dedo.

El tamaño importa

Sobre cuanto espacio podemos ofrecer al perro, tomemos en cuenta que no es igual vivir en un pequeño piso que una gran masía de amplios jardines. Con frecuencia, la vida moderna impone algunas restricciones de espacio, y esto afecta a cuál es la raza que se puede amoldar a nuestra vida. Básicamente, no es lo mismo vivir con un Gran Danés o con un Chihuahueño.

Estas épocas modernas, también condicionan el tiempo que podemos dedicar al perro. Claro que todos los perros necesitan atención, pero algunos requieren más y otros menos. Toca evaluar cuanto podemos dedicar al entrenamiento del animal, cuantos paseos podemos brindarle al día y la duración de estas excursiones, o, si su pelaje requiere peinados frecuentes o un acicalamiento especial.

Aquí viene una gran pregunta, ¿Qué función esperamos que cumpla un perro en nuestro núcleo familiar? Algunas razas han sido seleccionadas especialmente para brindar apoyo en tareas de vigilancia, pastoreo de animales, caza y cobro de presas, y un largo etcétera. Sin embargo, las familias urbanas buscan en un perro a un animal de compañía, que acompañe a los niños o ancianos, o simplemente, a un miembro más de la familia.

Entre otras características perrunas a tomar en cuenta, están la presencia de personas alérgicas a los animales (si este es el caso, toca decantarse por razas “hipoalergénicas”); si no tenemos problemas con perros de ladrido alto y frecuente, o en cambio preferimos los más calladitos; si tenemos problemas con los animales que producen abundante saliva y babas;  cuanto soportamos la cantidad de pelos que se desprenden de nuestros perros (por cierto, muchas razas de pelo largo pierden menos pelos que otras de pelo corto); como se relación con otras personas y otros perros; y así, un largo etcétera.

Por eso, nuestra recomendación básica es documentarse mucho antes de elegir una raza determinada, leer artículos y opiniones en internet y libros, consultar con expertos y veterinario, y finalmente, tomar la decisión adecuada.

Venus [hembra] Frisé

¿Por qué escoger un Bichón Frisé?

Nos confesamos apasionados del mundo de los bichones, pero estamos conscientes que existen cientos de maravillosas razas caninas. Sin embargo, respondiendo a la pregunta mencionada al inicio de este post, a continuación te listamos 10 de las razones para escoger a un bichón frisé como el nuevo miembro de tu familia.

Uno. El perro ideal para dueños sin experiencia. El frisé es perfecto para aquellas personas que no hayan tenido antes un perro y busquen un animal fácil de adiestrar. Esto es posible gracias a su inteligencia, buen carácter, docilidad y amor por los juegos. Con facilidad aprenderá rápido a controlar sus necesidades fisiológicas y donde hacerlas, o no destruir muebles y zapatos, así como algunos trucos sencillos como sentarse, dar la pata, entre otros. Claro que se debe recordar que la edad influye, siendo la edad ideal para aprender trucos más complejos a partir del año, mientras que con los cachorros toca ser más paciente. Por cierto, es vital que los cachorros pasen los tres primeros meses de vida con su madre para que le enseñe algunos buenos modales, a la vez que el criador ayuda con la sociabilización con humanos y otros canes. Todo perros, sea de la raza que sea, siempre requerirá un adiestramiento mínimo.

Dos. El frisé es el perro familiar ideal se adapta a la perfección a la estructura del núcleo familiar. Sera adorado por los ancianos de la familia, al igual que por los peques. Sin embargo, es importante recordar que todos los perros, y también los niños, necesitan que se les enseñe a llevarse bien y a respetarse mutuamente. Al principio, los perros y los niños pequeños nunca deben quedarse solos y los adultos deben supervisar todas las interacciones entre ellos.

Tres. También se adapta bien a la personalidad de los dueños y si estos prefieren ser más sedentarios o muy activos. Sin embargo, disfruta los paseos suaves y se recomienda que lo haga al menos una media hora al día. También encajan bien si le toca pasar algunas horas a solas sin sus humanos, siendo raro que sufran los famosos “síndromes de separación”.

Cuatro. Aunque destaca por su pequeño tamaño, es un animal fuerte y ágil, con una buena musculatura y esqueleto. No se trata de un animal frágil. Su tamaño mini tipo toy, lo convierte en la mascota perfecta para vivir en apartamentos, aunque también disfrutara mucho de casas amplias con patio. Es un adorable bribón.

Cinco. Los bichones destacan por su buena salud en general. Son unos perritos muy sanos, con muy poco tendencia a enfermarse. Si vienen de una buena línea de cría sin entrecruzamiento, son nulas las enfermedades congénitas. Aun así, como ocurre con otras razas pequeñas, pueden padecer desplazamientos temporales (luxaciones) de la rótula, cataratas juveniles, cálculos en la vejiga, y poco más. Lo normal es que gocen de una buena y larga vida de 12 a 16 años, aunque se conocen muchos casos más longevos. Igual, es imprescindible el control y monitoreo por un buen veterinario.

Seis. Es una de las pocas razas reconocidas como hipoalergénicas. Recordemos que todos los perros pueden causar síntomas de alergias (p.e. picazón o estornudos), en especial en personas con gran sensibilidad inmunológica. En el caso de los perros, los alérgenos están vinculados al epitelio canino y a la saliva, siendo abundantes en la “caspa” que desprenden. Son especialmente frecuentes en razas que mudan con frecuencia, pierden mucho pelo, productoras de mucha baba, o que poseen completamente las dos capas de pelaje (mira nuestro post: ducdelbichon.com/pelo-de-perro-y-otras-curiosidades-sobre-este-tema/). Este no es el caso del bichón frisé, que pierden poco pelo y su babeo es mínimo, casi inexistente.

Siete. Su bello pelaje es muy fácil de mantener con un aseo mínimo. Su olor corporal no es fuerte y con un baño mensual estará perfecto, claro, también dependerá del tipo de paseo que le brindes o que se ensucia por una causa puntual. Eso sí, es recomendable un buen cepillado diario (incluyendo limpieza de lagrimales y dientes), que además fortalecerá la relación con su humano. Una visita al peluquero canino cada tres meses, ayudara a que su pelo no crezca demasiado. Para los que quieran mantener a su frisé con apariencia de concurso a estilo «borla», si es necesario la intervención frecuente de un estilista profesional cada cinco o seis semanas.

Ocho. Aunque se trata en general de un perro tranquilo, puede resultar un buen berro guardián, ya que siempre estará alerta y a la menor señal de peligro, ladrará, alertando a sus dueños.

Nueve. Convive bien con otras mascotas, incluyendo otros perros, gatos, e incluso, alguno que otro conejo o un periquito. Aun así, al principio, los dueños deberán vigilar y orientar como ocurren los primeros contactos. También se debe tomar en cuenta el comportamiento del otro animal, ya que con frecuencia, perros y gatos mayores les cuesta aceptar la incorporación de un nuevo animal a la familia.

Diez. Por su innegable belleza, con abundante pelaje blanco como la nieve, sedoso y rizado que le da una apariencia de borlas, rematado por su alegre cola curva sobre el lomo que parece una con sus ojos y trufa de un color negro intenso, más su rosada lengua, rematado por su vivacidad y alegría, le dan un aspecto encantador que enamora a todos.

Pradita [hembra] Frisé

Pin It on Pinterest