Atardecer. Foto: lokalsportessen / Pixabay

Atardecer. Foto: lokalsportessen / Pixabay

 

Un año humano no equivale a 7 años perro

 

Seguro que muchas veces has escuchado que un año de vida de un perro equivale a siete años de vida humana. Esto es lo que se llama un “saber popular” y se viene repitiendo desde hace muchas generaciones. Si esta equivalencia fuese cierta, un perrito nacido hace un año, tendría la edad de un niño de siete añitos. Sin embargo, un niño humano de esta edad no tiene la madurez necesaria para poder reproducirse, lo cual ya es posible en perros de entre 7 a 12 meses de edad.

Conclusión: el famoso mito de 1 año perro = 7 años perros es falso.

Los perros envejecen a diferentes velocidades comparados con los humanos, y la regla simple de siete años perro equivalentes a un año humano está lejos de ser verdad.

 

Nuevas aproximaciones a un tema viejo

 

Este mito ha sido desmentido en muchas ocasionales, a la vez que se han propuesto alternativas mejor fundamentadas. En un artículo publicado en Science Alert el 28 de abril del 2018, se retoma y se trae de nuevo a la actualidad, un artículo del 2008 aparecido en el Wall Street Journal, donde William Fortney, un veterinario de la Universidad Estatal de Kansas, exponía que la “regla de los siete años” probablemente nació como una estrategia de marketing para alentar a los propietarios de mascotas a llevarlas al menos una vez al año a los médicos veterinarios.

En ambos artículos se deja claro que el desarrollo fisiológico de un perro no es siempre constante ni equiparable al de un ser humano, pero que existen algunos valores que nos permiten realizar un buen análisis comparativo.

Factores que afectan los análisis 

 

Empecemos por entender que la razón por la cual los perros alcanzan la madurez sexual tan jóvenes, es porque envejecen mucho más rápido que los  humanos, en especial durante los primeros dos años de sus vidas, y luego se va ralentizando.

También hay que tomar en cuenta que existen variaciones asociadas al tamaño que alcanzan las diferentes razas, encontrándonos que las más pequeñas tienden a maduran más rápido que las razas más grandes. Las categorías correctas se corresponderían con pequeñas para razas de 9,5 kg o menos (p.e. Yorkshire Terrier, Bulldog Francés, Chiguaguas, Bichones), medianas para las que oscilan entre 9,6 kg a 22 kg (Border Collie, Cocker Spaniel, Schnauzer), grandes las de 23 kg a 40 kg (Golder Retriever, Braco de Weimaraner, Pastor Alemán), y gigantes para las superan más de 41 kg (Gran Danés, San Bernardo, Fila Brasileño).

Un mejor calculo para la edad perro

 

Vemos como por varias razones no resulta una tarea sencilla calcular la edad de los perros en relación con la humana, pero es posible y en la tabla se presenta una de las mejores comparaciones conocidas.

No existe un cálculo perfecto

 

Estas correlaciones se basan en datos que no son perfectos. Las tres fuentes principales utilizadas por los científicos para calcularlas son los registros de seguros de mascotas, encuestas de clubes de raza y hospitales veterinarios.

Los propios científicos aclaran que las dos primeras fuentes de datos pueden estar sesgadas, ya que los propietarios pertenecen a clubes caninos, quienes compran seguro para sus mascotas y gastan mucho dinero para asegurarse que sus perros disfruten de una larga vida.

Los hospitales veterinarios también poseer datos sesgados y predispuestos hacia perros de una vida más corta, ya que tienden a admitir los casos de animales con enfermedades más complicadas, y no así a los perros más sanos.

¿Quién fue primero?

 

Todavía no se cuenta con una tabla definitiva comparativa. Lo que si sabemos con certeza es que el ser humano lleva muchos años tratando de encontrar una manera de calcular los años de perro en comparación con los años humanos. Hay referencias tan antiguas como una del año 1268, en una inscripción en la Abadía de Westminster, que estima que un año humano equivale a nueve años perro. Por cierto, esta cifra formaba parte de una extraña fórmula para calcular el fin del mundo.

Un cachorro en la familia

 

Todas estas comparaciones son complicadas cuando vemos como nuestro un cachorro de apenas 3 meses, hace cosas equivalente a las relacionaríamos con un niño de 3 años. Al llegar el cachorro a los 6 meses ya sería comparable con un niño de 10 años.

En el momento en el que cumplen los 12 meses de vida, es comparable con un adolescente humano de 14 a 15 años de edad. Al final de su etapa juvenil, hacia los 2 años de vida, la equivalencia humana estaría alrededor de 20 a 24 años.

Estas edades se corresponden con juventud canina, es el período de edad en el que se encuentra en su mejor forma y esplendor, siendo la prioridad ejercitarlos, cuidarlos y disfrutarlos, y hacerlos muy felices.

Madurez canina

 

Ya a partir de los 2 años de edad de nuestro perro, estamos sin lugar a dudas, al frente de un joven adulto en todo su esplendor, una etapa de madurez que durara hasta los 6 años, donde observaremos cambios, como por ejemplo mayor serenidad o algunos problemas dentales, pero con un buen cuidado mantendrán una perfecta calidad de vida por mucho tiempo. Es importante seguir haciendo ejercicio y enseñándole nuevos trucos, así como recordar llevarlo al veterinario regularmente.

Labrador. Foto: Joshua Choate / Pixabay

Senescencia canina

 

Empezamos por aclarar que el envejecimiento y la esperanza de vida pueden ser cosas muy distintas. Muchos perros grandes pueden llegar a vivir hasta 12 o 13 años, por tanto, cuando uno de estos perros alcanza los 9 años podemos decir que se encuentran en la vejez. Si además de ser tener un gran tamaño se trata también de una raza pura sin cruces, la esperanza de vida puede verse aún más reducida.

Por su parte, los perros de tamaño pequeño y los mestizos tienen una esperanza de vida mayor, llegando a vivir cerca de 16 años e incluso más, claro está, dependiendo del cuidado, la alimentación y la calidad de vida que dispongan.

Sin embargo, no hay reglas escritas en piedra. Hay casos en que un bóxer de 12 años (por encima de su esperanza de vida) se encuentra en buen estado de salud al compararlo con un bichón maltés de 7 años que se consideraría un adulto.

 

Concluyendo

 

Quizás al final más importante que conocer la “edad humana” de tu perro, sea más bien cómo se encuentra de salud tu amigo canino de acuerdo a su edad y disfrutar de todas sus etapas, para lo cual es imprescindible darle el cuidado y el cariño necesario día tras día.

¿Y que hay del bichón?

 

Para los perros en general, el promedio de vida es un poco menos de 13 años: 12,8 para ser exactos. Sin embargo, hay datos comprobados de perros que han alcanzado más de 20 años, como el famoso caso de Maggie, una perra pastor australiana que murió en 2016, con nada más y nada menos que casi 30 años. Toda una Matusalén canina.

Como mencionamos anteriormente, las razas de menor tamaño tendrán una expectativa mayor que las razas más grandes. Con frecuencia los Chiguaguas y Yorkshire Terriers alcanzan hasta los 20 años, y hay datos de Teckels que han superado esta marca, así como Beagles que llegaron a vivir de 20 a 27 años.

Nuestro querido bichón habanero con un peso adulto que oscila entre 4,5 a 7,3 kilos (con algunas variaciones tanto hacia abajo como hacia arriba), califica plenamente entre los llamados perros de razas pequeñas.

La mayor parte de las referencias nos dan una expectativa de vida para el bichón habanero de 14 a 16 años, levemente superior a la estimada para sus primos el bichón maltes y el bichón frise. Por ejemplo, para el caso del frise, 12 a 14 años es el rango normal para la esperanza de vida, con 13,1 años la edad promedio de fallecimiento. Estas estimaciones son por “causas naturales”, un término que se refiere a cualquier enfermedad o mal funcionamiento corporal fatal que se desarrolla debido al proceso de envejecimiento.

Si bien estas sin las edades promedios conocidas, algunos bichones han vivido vidas mucho más largas y no son raros los casos que alcanzar los 15, 16, 17 e incluso 18 años de edad. Por cierto, en general, las hembras tienden a vivir un poco más que los machos, un año más en promedio para ser más precisos.

Como raza de vida larga, un habanero de siete años es un adulto maduro de mediana edad, y no será un adulto mayor hasta superar aproximadamente los 10 años de edad, cuando tendría una edad comparable a la de un humano entre los 55 a 60 años de edad.

Si tenemos la dicha que nuestro perrete bichón supere los 12 años, tendremos a un pequeño anciano, que necesita cuidados especiales como reforzamientos dietéticos, y en especial, dosis gigantes de amor y atención.

 

Habanero. Foto: JackieLou DL / Pixabay

Pin It on Pinterest